06 octubre 2012

Reflexiones y Delirios de Eveletta - "Colección de Libros".


"Tonto el que presta un libro, y más tonto el que lo regresa".
"Mis amigos son mis libros, y yo no presto a mis amigos".
"Los libros no se prestan... ni se devuelven".
"Los libros tienen orgullo: si los prestas, no vuelven".

¿Les ha pasado que las personas creen que son "sangrones"  o mala onda por no prestarles algún libro?

A mí, sí.
Verán, yo era de las personas que, si tenía el libro y alguien lo necesitaba y me lo pedía, adelante… pero, a última hora, o lo regresan en mal estado o, simplemente, no lo regresan.
Me puse a pensar entonces. Algunas veces prestamos un libro por educación (porque no puedes decir "no" si ya lo tienen en la mano), pero… ¿ellos son realmente educados, o precisamente buena onda, al pedirlos?
Veamos… hace algunos meses, yo venía de la librería. Pasé a comprar un libro que quería antes de llegar a la prepa. Pues bueno, yo estaba leyendo otro en ese momento, y un compañero se acerca y me dice:
—¿Aún no terminas uno y ya compraste el otro? —(desde aquí vemos que no es un verdadero lector, si no conoce esa necesidad de tener el próximo libro cuando se está en la mitad o en las últimas páginas del libro en curso).
Yo sólo me reí y él siguió:
—¿De qué se trata? —lo saca de la bolsa y lo lee—. ¡Ay, yo éste lo quería leer desde hace mucho!
¿En serio? ¿Y por qué no lo has comprado?, pensé.
Bueno, la cosa es que me lo pidió “mientras yo terminaba el otro”. Dijo que no tardaría en leerlo… dijo. Al final, dos meses después, tuve que pedírselo, puesto que yo aún no lo había leído. O sea, ¡se lo presté nuevo! ¿Por qué? Por educación. Por no ser… mala onda.
Bueno, pues mi libro me lo regresó sacado del basurero. Sí, sí: como saldría un libro al sacarlo del basurero.
Estaba manchado de… bueno, un maestro y yo no supimos distinguir si era sangre o café muy cargado. Todas las páginas estaban negras de una esquina (como que barrió con él…) y, como si fuera poco, mató mosquitos (: Sí, o sea… tenía sangre y patas y la forma del mosco muerto. El bicho se posó en las páginas y ¡él cerró el libro para matarlo! (o al menos, creo que fue él, porque sería pésimo que prestase a otra persona un libro prestado, ¿no?) El empastado estaba totalmente asqueroso y yo lo cogí sólo con los dedos, sin atreverme a tocarlo del todo. Mi maestro de química, con quien hablaba en ese instante, puso cara de dolor y me dijo:
—¿Así se lo prestaste?
¡Obvio, no!
O sea, ¿pueden imaginarlo? Yo incluso forro mis libros para que no se maltraten porque, bueno… seguramente no necesito decírselos, aquí todos somos lectores: leer representa una buena inversión. Al menos, hay que cuidar lo que nos cuesta y aunque no costara, el amor a los libros impide totalmente maltratarlos.
Miré mi libro toda la clase de matemáticas y, al final, preguntándome cómo diablos iba a leerlo (porque no sé ustedes, pero yo voy mucho a cafés y como muffins y bisquets con las manos mientras leo y en casa o en restaurantes los pongo sobre la mesa para seguir leyendo mientras como)… pues bueno, ¿y cómo iba a hacer eso ya? ¡Ni siquiera me atrevía a tocarlo por completo, menos a comer pay leyéndolo!
Pues bueno, me vi en la penosa necesidad de regresárselo. Le dije que no podía aceptarlo así, que no iba a ponerlo siquiera en mi librero y que no tenía que pagármelo, pero por favor que no me pidiese ningún otro.
Bueno, pues me enteré que dijo que yo era una "mamona", por no atreverme a tocar esa porquería que me regresó.
Entonces me puse a pensar: siempre presto libros por educación {mis amigos siempre que vienen se paran frente a mis libreros y comienzan, como si fuese librería: “éste, éste y éste”. Tengo un par de amigas que, lectoras empedernidas, son incapaces de maltratar alguno, y pues a esas personas sí, con los ojos cerrados, ¡pero esas personas son contadas! (Lamentablemente son contadas, puesto que a mí me gusta prestarlos... pero que los regresen en buen estado) Ésta última vez, a una amiga que siempre me regresa los libros con excrementos de cucarachas (sí, literalmente), además, creo que no tenía marcapáginas, porque cada tantas páginas, estaba media hoja doblada (sí: de esa manera sabía dónde se quedaba... doblando la mitad de la página), le dije que ya no podía prestarle nada… no le dije por qué, pero seguro que lo entendió, y puso mala cara}, pero, pregunto de nuevo: ¿son educados ellos al pedirlos? ¿Saben siquiera de la inversión que representa? Si lo saben, ¡¿entonces por qué no los cuidan?! Si se cuida lo propio, ¡se debe cuidar aún más lo ajeno!
Lo que los lectores tenemos, es una colección. Quisiera verlos pidiéndole parte de su colección de postales/billetes antiguos/figurillas de Star Wars (xD), etc., a un coleccionista… ¿verdad que no lo harían? ¡Porque es una colección y las colecciones no se prestan, mucho menos se piden!

¿O qué opinan ustedes? ¿Soy yo la equivocada por pensar de esta manera? ¿Por creer que los maleducados son ellos al pedir parte de nuestras colecciones?


Eveletta.

30 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Te volviste un poquito paranoica con el préstamo de libros ¿verdad? Entiendo lo difícil que es como lectora prestarle a alguien uno de tus mayores tesoros pero "en el pedir esta el dar" se nota que las personas que te los han pedido no tienen respeto alguno por los libros.

    En mi caso, en lugar de que me pidan YO se los PRESTO porque a pesar de que la mayoría de mis amigas son unas lectoras empedernidas no tienen el lujo de comprar libros por semana (como suelo yo hacer) además de que se los presto a propósito para que les encante y pueda compartir mis gustos literarios con ellos y SIEMPRE me los devuelven en el mismo estado en que se los preste y en un tiempo razonable, no creo que sea un problema prestar libros, simplemente CUIDADO a quien se los prestas.

    Leí que forras tus libros... Yo amo a los míos infinitamente, ahora que tengo más tengo que distribuirlos en mi cuarto porque en mi librero ya no alcanzan y claro conservarlos en perfecto estado sería genial pero alguien me dijo una vez que es mejor dejar los libros como están, los libros no son para tenerlos guardados en una caja de cristal fuera de la vista del ojo humano, los libros son para compartirlos, para ser leídos, y mientras más se leen mas se gastan lo cual es muy bueno. Por ejemplo, mi trilogía de Los Juegos del Hambre paso de mano en mano de 10 personas y obviamente están gastadísimos, pero incluso así me gustan más y su valor crece porque sé que están cumpliendo su función.

    Creo que ya me pase con mi opinión pero eso es lo que creo y respeto la tuya :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No para nada es paranoia hahaha
      Mira, ¿tú te atreverías a maltratar un libro ajeno, y peor, entregarlo luego así? Yo no. Raramente me prestan libros, pero cuando han llegado a hacerlos, yo los regreso en el mismo estado que me los dan. E una ocasión, ensucié uno de chile (destapé la botella y el líquido saltó u.u) y pues a mí me dio verguenza regresarlo así, por lo que lo compré y le entregué el nuevo.
      No tengo nada en contra de prestar libros A LAS PERSONAS QUE LOS CUIDAN. He tenido experiencias bastante feas con eso :c he prestado libros de ediciones especiales que me regresan totalmente maltratados y, ¿de dónde lo consigues ya, si era una edición que no volverá?

      Eliminar
  2. En todo momento que leía tu entrada mi cara fue esta ''D:'' No puedo creer lo mala onda que se comportaron contigo y encima te echan la culpa a ti.

    Yo sólo a dos personas les he prestado libros (La trilogía de los juegos del hambre, & Romeo y Julieta) pero fue porque las conozco de siempre y sé que ellas cuidan con su vida los libros. Hasta me ofrecí a prestárselos yo solita. Y bueno, tardaron un poco en volver, pero volvieron y gracias al cielo en buen estado por lo que no tengo mala experiencias.

    Eso sí, otras dos amigas me pidieron que les preste libros y son lectoras empedernidas por lo que quizá con ellas debí tener el mismo trato pero creo que aún no tengo plena confianza en ellas para prestárselos porque al final no lo hice.

    Y si lo piensas bueno, podría ser un poco mala onda pero es que no son cualquier cosita. Es como si le prestaras tu hijo a alguien sin saber si va a volver o cómo va a volver. Prefiero no arriesgarme, piensen lo que piensen xD

    Además, como bonus extra, he aprendido de los errores de mis dos hermanas mayores. A una, le prestaron un libro que jamás devolvió y ella prestó uno que aunque sí regresó ¡estaba irreconocible! lo habían mojado completito y al secarse quedó arrugado y sucio. A mi otra hermana, bueno, ella simplemente no es una persona a la que se le deban prestar libros porque es bastante descuidada con ellos. El otro día mojó de agua de jamaica uno de ellos O.O

    A ellas les presto de vez en cuando pero a regañadientes, si es difícil decirle que no a un amigo imaginate con un familiar (que si bien les dices que no, lo toman por su cuenta sin permiso)Creo que de mi familia, sólo le tengo confianza plena a mi mamá xD porque ella sí los cuida.

    Es un deporte extremo esto de prestar libros, pero yo te apoyo a ti porque definitivamente no me gustaría que me pasara eso y que todavía me tachen de mil cosas ¬¬

    ResponderEliminar
  3. Hay Eve, no creo que estés equivocada para nada, no puedo creer lo que le hicieron esas personas a tus libritos. Debo confesar que muchos de los libros que he leido han sido prestados peeero yo jamás dejaría que le pasara algo a esos libros, los cuido casi con mi vida. Me siento tan culpable cuando se les hace siquiera una pequeña arruguita en alguna de sus hojas, las personas que me prestan saben cómo cuido las cosas ajenas por eso tengo su confianza. Y también cuando presto, son a personas contadas, muy pocas personas tienen el respeto y la comprensión necesaria de lo que significan los libros para uno. Que más me gustaria que poder prestarle libremente libros a tooodos, compartir esas historias que tanto me gustan con la mayoría de personas posibles, pero es una realidad que no todos los aprecian como uno, tanto el libro físicamente como la historia que relata. Ahí está entonces la respuesta, libros prestados sólo a esa gente que sabes lo adora como tú.

    ResponderEliminar
  4. Te entiendo completamente u.u hace un tiempo le regalé a mi novio un libro que él queria mucho, me costó trabajo conseguirlo, un día que fui a su casa le dije que me lo prestara por que no me acordaba de que editorial era, y oh, sorpresa! Todas las hojas manchadas, dobladas, la pasta estaba super rota, y me dio un buen de coraje por que me costó mucho trabajo conseguirlo para que él lo tuviera en esas condiciones :'(
    Hay gente que piensa que no valen tanto, y si comprendo eso de que los libros son para usarse, pero la gente debería de cuidarlos sabiendo que son de alguien más, o que costó trabajo conseguirlo u.u pero siempre habrá gente así.
    Solo cuida a que persona les prestas tus cosas.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  5. Vaya, fíjate estas en todo tu derecho y quizá sí seas una mamona al no querer prestar tus libros porque, coincido contigo, forman parte de una colección TU colección, segunda los libros no son nada económicos por lo que representan un gasto o inversión, como lo quieran ver, tercera si los libros son en calidad de préstamo deben ser cuidados y entregados, evidentemente, siempre debe existir el respeto y no es que uno sea mamón, más bien nos vuelven desconfiados, a mí me pasó (es raro ya que preste libros) que entusiasmada con poder compartir mis impresiones de "x" o "y" lo prestaba y JAMÁS volvía, ni siquiera pidiéndolo o volvía hecho una carcancha casi a punto de deshojarse. Aún sean familiares o personas de confianza mantengo mi recelo, solo si y solo si los veo muy insistentes y que se les van los ojos cada vez que vienen lo prestó pero siendo clara con "cuídalo que va con V de VUELTA" por otro lado, yo no tengo inconveniente de que doblen las hojas siempre y cuando, claro esta, sea en una esquina, yo misma lo hago, lo que si me parece que ya es una mentada de madre es que tu libro sea devuelto con el "chetaso" "los moscos" o "el café derramado" peor aún que ni siquiera se disculpen o mínimo te den razón del porque quedó tan para llorar, los accidentes pasan pero hay que tener presente y consideración para la persona que con esfuerzo o no adquirió el libro o la cosa que fue en calidad de préstamo.

    ¡Saludos! :)

    ResponderEliminar
  6. AAAAAAH!! yo soy muy agresiva, todos me lo han dicho (eso o 'salvaje' o 'abusiva') así que no me sorprende si en tu lugar hubiera golpeado a tu compañero hasta matarlo >:( es de pésimo gusto lo que te hizo, y peor aún haberte llamado 'mamona'... son ellos los mala onda, no saben lo que es cuidar un libro como si fuera tu hijo D: ni el valor (no monetario) que tienen... pero en fin, yo tengo poquitos libros, alrededor de unos 30 0 25 (el resto son pdf)pero son pocas veces las que los presto. De hecho, hace como dos semanas le presté a un amigo el libro de La Biblioteca de los Muertos, es un libro grueso y el es un lector principiante, y mi deber como buena amiga es inducirlo al bien ¿no? entonces no le pude negar el libro para que lo leyera; lo veía leer y me llenaba de emoción ver que él se emocionaba con lo que leía. Sólo espero que me lo devuelva en buen estado ¬¬

    En fin, Eveletta, ellos son los jodidos y maleducados por no cuidar nuestros bienes más preciados...

    Un saludote! genial entrada :)

    ResponderEliminar
  7. coincido completamente contigo, yo antes solia prestas libros mayormente a mis tías pero ellas o lo no devolvian o volvian en mal estado, con el tiempo como que ya fui siendo mas precavida en cuanto el prestar y una de las experiencias fue que preste un libro a una amiga en vacaciones y me lo devolvio regresando a clases. el libro estaba por poco y deshojado, las paginas manchadas y el forro (tambien los forro, a penas lo compro le digo a mi papa que los forre, es que el lo hace muy lindo y el libro queda como si no tuviera forro alguno) bueno el forro estaba completamente destrozado, de alli solo presto libros a una amiga que los cuida al igual que yo y ella me presta libros. tambien cuando no prestas te critican feo, cada vez que traia un libro varias me pedian que se los preste pero simplemente no podia, era tan dificiles decirles que no pero ahora ya aprendi y ya saben que no presto a mis hijos, porque para mi mis libros son mis hijos. pero da colera que ni siquera puedo dejarlos en mi casa. ahora ultimo regrese del colegio y voy a mi librero para observar a mis queridos hijos y me doy cuenta que me faltaba uno casi muero de un infarto, le pregunte a mi mama y ella se lo habia prestado a una de sus amigas ¡Yo ni siquiera la conocia! me enoje con ella y de verdad me da colera porque hasta ahora no lo devuelve y todos los dias estoy paranoica pensando en el estado que mi querido libro. en fin, el hecho de prestas libros tienes que ser muy precavida y la mayoria de veces el no prestar no es porque seas egoista es porque ya tienes una mala experiencia y te juro que en tu lugar ya habria golpeado a tu compañero.
    salduos!

    ResponderEliminar
  8. Te comprendo (y creo que muchos lectores también) ya que prestar un libro es casi como estar prestando una parte de ti misma (o mismo, si es un chico); por mi parte, me cuesta muchísimo desprenderme de un libro, siento una desesperación al soltarlo y ver que alguien se lo lleva lejos de mi, vamos, hasta cuando mi hermana toma un libro de mis estantes me pongo como una loca maníaca a estar revisando cada 15 minutos si mi libro sigue intacto y sin una mancha... Cosa por la que he recibido mas de una almohada voladora en mi cabeza o mi hermana gritándome: "Si te pones así, dejo de leer!" (cosa que considero una amenaza demasiado grande, ya que me llevo unos cuatro años para que lograra tomar un libro sin medio dormirse)...
    Pero regresando al tema, para que yo preste un libro, necesito ver que la persona que se lo va a llevar lo va a cuidar y mantener en el mismo estado en que yo se lo estoy dando, porque jamás se lo daría a una persona que lleva sus propios libros de texto y libretas hechas una garnacha en su mochila, porque, si así trata cosas de su propiedad, que no le hará a cosas que no le costaron dinero a el o ella (o a sus papas en todo caso)...
    Nunca me ha pasado que me regresen un libro tan en mal estado como a ti (malvado idiota el que se atrevió a hacerle eso a tu libro ¬.¬ Ojala los duendes le hagan cosquillas en lo pies mientras duerme por el resto de su vida >:D muahahaha!), aunque si he tenido la desgracia de que jamás me devolvieron mis libros u.u Tres libros para ser exacta, y por mas que pedía mis libros de regreso (a las tres personas que se los preste), lo único que me respondían era: "Mañana sin falta te lo doy" o "Es que aun no lo terminó" o "No lo vas a leer, déjamelo unos días mas"... Total, que mis queridos libros jamás volvieron a mi y ahora si fui yo la que se puso "mamona" (como diría ese chico de tu historia): les deje de hablar, a los tres, porque podía ser que esos libros no eran mis favoritos, pero seguían siendo míos ¬.¬ Y si, ardió Troya y la Atlantida se volvió a hundir, porque antes de dejarles de hablar definitivamente les arme un show (por separado, obviamente) para que me devolvieran mis libros y solo dijeron: "No seas exagerada, te los puedes volver a comprar" ... Fin de la amistad! (aunque, ahora que lo pienso, nunca fueron mis amigos de verdad, porque si lo hubieran sido, hubieran sabido lo mucho que esos libros significaban para mi)

    Pero bueno, nada mas me amargo xD Puede que nos pongamos especiales, selectivos, mamones o recelosos en cuanto a prestar un libro, pero, simplemente, para un lector o lectora, a veces los libros son casi como un hijo y eso jamás se presta, y si lo prestas, ver que llega rasgado, manchado y sucio, podría sacar el lado homicida en cualquiera xD

    Gran tema, un beso!

    ResponderEliminar
  9. Uff terrible lo que te ha pasado!!! Yo soy igual que tú, cuido mis libros como mis bebés, por un lado porque me costaron bastante y son contados, y por otro porque son como una colección, que cuido bastante. Solo he prestado mis libros a una sola persona, porque ha sido la unica que me los ha pedido y porque sé que los cuida (con una advertencia previa por mi parte jaja), y me los ha devuelto tal como se los entregué. Una vez, dañó el marcapáginas que traia el libro, y casi le da algo...lo estuvo bucando por todos lados, y al final me tuvo que confesar lo que pasó, porque el marcapaginas me lo habia ganado en un concurso y era obvio que no lo iba a encontrar en otro lugar xD De todas maneras no me enojé porque fue sincera y además se sentia mal. Lo que quiero decir es que no es locura lo que dices, además aparte de ser un libro, es algo AJENO, y creo que ahi radica el cuidado que debemos tener con ellos. Es que excremento de cucaracha? Eso ya es demasiado, suena como si lo hubiera tenido guardado en el último rincón de la casa o.O Saluditos!

    ResponderEliminar
  10. Ya sé. Tenía una amniga en la primaria que siempre me los devolvía mal hasta que ya no presté. Y luego una amiga de acá en la secundaria me lo devolvió mal también, de hecho, dos. (Uno de ellos, Los Juegos Del hambre *Llorando*) Pero ahora son más cuidadosas, y ya no presto tanto. Sòlo a una porque sí los cuida mucho. Otra cosa es que se maltraten porque los he releído mil veces y esté bien manoseado y que otras personas lo hayan leído también, como el de El Club De Los Corazones Solitarios. Me lo he leído varias veces y parece que tengo una vida con él :/
    De cualquier manera, siempre mancho mis libros. No soy muy cuidadosa. Creo que Zafiro (Kerstin Gier) tiene un mancha de purè de tomate :/
    Tengo que ser más cuidadosa (Y no me han devuelto uno, que no me lo van a devolver, y si lo hace, va a estar feo, verás que sí. Y me importa un bledo que ni siquiera me haya gustado, quiero mi libro de vuelta)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. aaaaaa que mamón el compita ese no tu D:!
    Dime quién es para "clavarlo" 8---)

    jajaja ok no pero ya así de verdad, si es mala onda lo que hizo y, aunque respeto tu decisión y estas en todo tu derecho, no creo que por culpa del tipejo ese los demás sufran, me refiero a que quizás tengas otros amigos, y recalco, amigos, que si cuiden las cosas ajenas y que puede ser que mueran por leer ese libro que tu ya terminaste o estas por terminar, me explico? Si te niegas la oportunidad de dar otra oportunidad, valga la redundancia, no sabrás cuanto confiar en las personas. Hago la pequeña analogía de las mujeres (sin ánimos de ofender) cuando dicen "todos los hombres son iguales", es que acaso ya estuviste con todos? Pues no verdad, claro que tampoco estoy insinuando que le prestes libros a cualquier fulano que te encuentres en la calle xD.

    En mi opinión, puedes hacerles la aclaración, pues pienso que si tienen la confianza de pedirte un libro es porque te hablan bien (osea una relación de "amigos"), así tu también deberías decirles "Te lo presto pero ya sabes, cuídalo con tu vida, no le hagas esto, esto y eso, si no, en mi vida te vuelvo a prestar otro" o cosas así, aunque suene rudo, mejor el pequeño momento incomodo al molesto y terrible momento en el que te regresen tu libro sin páginas porque se le acabó el papel de baño :P

    Ánimo! y solo préstale a quien más confianza le tengas :P

    ResponderEliminar
  12. A mi me odian, me han tratado de mala persona, egoísta, etc porque YO-NO-PRESTO-MIS-LIBROS, eso todos lo tienen claro en mi casa y muy rara vez confío un libro a alguien. Y cuando a mi me prestan uno, trato de leerlo lo más rápido posible para devolverlo intacto. aprendí de mala forma que no todos cuidan lo tuyo con su vida así que mejor prevenir. Y a ese asesino literario que le prestaste tu libro yo se lo habría cobrado ¡Es destrucción de propiedad ajena!
    Besos :)

    ResponderEliminar
  13. Hola, comprendo lo que relata en su situación, también presté un libro y todavía no me lo regresan, espero que lo hagan si pasa mas de un año se lo pediré, el único inconveniente es que no me lo pidieron, lo presté por que estábamos hablando de ese tema. Bueno, pero lo que veo extraño es que lo regresó!!!, probablemente la acción de decirle que ya no le pidiera otro libro, se debió esperar hasta otro momento para mí, pero soy un poco especial para los libros y no me gusta algunas cosas que les pudiera suceder si presto algunos!!!!, Así como está mal que esa persona hablé cosas feas que no debe, ya que destruyó su libro!!!

    ResponderEliminar
  14. Yo presté 2 libros hace mucho tiempo y pregúntame si los he vuelto a ver... Por suerte fueron libros normalitos que no me gustaban demasiado. Desde ese momento sólo le presto libros a 2 amigas que los tratan como diamantes, a una familiar (que es muy generosa cada vez que voy a su casa, puedo llevarme hasta 10) y a mis padres. De resto siempre respondo educadamente que no, y me da igual lo que digan, porque ya tengo cierta reputación de no ser muy dada a prestar mis cosas (hay gente que parecen animales con el trato a las cosas).

    Supongo que las demás personas serán así con sus aficiones.

    Saludos. (:

    ResponderEliminar
  15. Dios! no sé ni por dónde empezar -.-
    Ok! yo he prestado libros también, y sólo a 5 personas:

    Mi madre: que cometí de dejar que se llevara los de Ghostgirl al trabajo -ya que despintan de los lomos y no tienes que manosearlo- y entre descansito y descansito los leía.
    Mi mejor amiga: que si... una mancha de café y mugre de dedos en las hojas tiene mi pobre libro de Cazadores de Sombras 3 x.x
    Mi amiga lectora: Aleluya! a ella los que quiera xD Ella si sabe la manera de tratar correctamente un libro xD
    Un amigo 'X': que con mucho -muchisisísimo- recelo le presté y me sorprendió el buen estado en que me lo regresó xD -aunque eso sí, meses después, en fin... nadie es perfecto-.
    Otra amiga: que no encuentro la manera de decirle sin que se enoje -u.u- que ya no le voy a prestar otro ;/

    (y unas amigas bloggers pero confio plenamente en ellas ^^)

    Así que sí, nos dicen 'mamonas' 'creídas' 'paranóicas' pero como a ellos no les cuesta a excepción de gastar salida en pedirlo... pues ya ves xD

    ResponderEliminar
  16. Hola! Me gusta tu blog! Te sigo! :)

    ResponderEliminar
  17. Esta entrada no es por mí, verdad? Yo siempre te regreso todo limpio!! haha No ya, yo creo que tienes razon, esta muy mal maltratar las cosas ajenas, creo que si no estas dipuesto (o sabes que no tienes la capacidad) a cuidar algo, pues mejor no pedirlo y pues tambien está en nosotros, prestar o no, a fin de cuentas: son nuestros. Si la gente cree que somos mamomes, yo los invito a gastarse entre entre mil o mil quinientos pesos mensuales en libros y luego prestárselos a la gente para que nos se los regrese o maltrate a su gusto... entonces sí, que nos digan mamones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hahaha tonta!! Claro que no, desde luego que no!! Como bien dijiste, tú siempre me regresas todo en orden (:
      Bueno... más o menos hahahahaha

      Eliminar
  18. yo conozco a mucha gente que lee los libros y los tira o los regala yo les digo damelos y dicen que no, eso me da coraje porque se que yo les daria mejor cuiado y si los valoraria, los tiran como si no valieran nada y no lo digo solo por lo monetario, cada libro sea del aporte que sea siempre vale por lo que demuestra y transmite, lo que enseña y proyecta, en mi caso me han prestado unicamente 2 libros y siempre los cuido de manera que despues me presten mas, sin embargo como dices eve, no todos los prestan y entiendo el porque yo solo preste un libro a una persona en la que segun yo podia confiar y nunca me loregreso, me dolio porque es mi libro favorito y mi trabajo me costo comprarlo, pero digo eso es para no volver a repetir el error dos veces, no te juzgo ni mucho menos al contrario te entiendo a la perfeccion,, para mi mis libros son mis tesoros y unica pertenencia de valor (despues de mi hija claro9 que vale mucho, lo unico que me puede levantar el animo en un dia triste y lo unico que me hace sentir tanta emocion como para poder carcajearme si hay alguna escena emocionante eintrigante o comica, eve, cada quien es libre de tomar la decision de compartir algo o no y si en lo fisico no lo compartes no hay problema pero si en ccambio transmites aunque sea un poco por tu blog, mil gracias por dejarnos ser parte de lo que quieres compartir y nosotros somos privilegiados al dejarnos ser parte de esto, asi que de paso de nuevo felicidades por este primer año del blog

    ResponderEliminar
  19. ademas uno como persona que pide prestado debe ser conciente que lo ajeno se debe cuidar el doble de lo que se cuida lo propio, entiendo de verdad tu molestia y que te valga si te dicen sangrona, diles *si soy sangrona, asi me conociste y asi me aceptaste*, en ese caso tambien soy sangrona y no porque asi fuera sino porque asi me hiso la experiencia del mismo modo que imagino que te ocurrio a ti, espero tengas mucha suerte de cualquier manera en la escuel y no te preocupes por el que diran,, preocupate por lo que tu dices de ti misma, lass demas cosas no importan, dicen que las cosas se toman de quien viene, y que a palabras necias oidos sordor, los mismos textos te enseñan nolo olvides

    ResponderEliminar
  20. Cuando alguno de mis amigos o familiares se dan cuenta que tengo una gran colección de libros de todos géneros, es casi imposible evitar que me pidan uno de nuestros ejemplares.
    Sinceramente yo soy muy MUY cuidadosa con mis cosas y en especial con mis libros, tanto que puedo releerlos 5 veces y siguen pareciendo como nuevos.
    He cometido el error de prestarlos, debido a que es muy difícil para mi decir "No" y por que olvidé que nadie cuida mis cosas igual que yo, y soy un poco obsesiva/compulsiva cuando me entregan mis cosas en mal estado.
    De hecho, dije "bueno, es mi amiga, es lectora y seguro los cuidara..." Pero me equivoqué! Me los devuelven 3 meses después (si tengo suerte de verlos de nuevo), dejan marcas de separadores en cierta página en especifico, restos de comida y grasa, o peor, las portadas y contraportadas dobladas y el lomo del libro abierto como si lo hubieran enrollado cual cuaderno...
    Horror!
    Por eso, no por sangrona o por egoísta, no presto libros.

    ResponderEliminar
  21. ah, me paso algo parecido fue el tema de las paginas dobladas, aunque eran las esquinas, cuando se lo preste fue todo ok pero despues que la veia leyendo y doblaba las esquinas, yo las veia sin poder soportarlo hasta que se lo tuve que quitar definitivamente, era mucho y no me gusta que hagan eso, por ultimo ponle un pedacito de papel o algo asi xD asi que ella se enojo y yo la ignore ¿como puede tratar asi un libro? y ahora mi mejor amiga, ella es igual que yo, cuidamos los libros y no los prestamos, solo entre nosotras :) es un alivio tener una persona que te entiende en esos temas :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD: el gif de la estanteria me encanto :) algun dia mi estanteria sera asi *-*

      Eliminar
  22. Madre mía, si no lo leo no lo creo! No entiendo por qué personas que no leen habitualmente pueden estar interesados en pedir libros, eso lo primero... Yo sí que suelo prestar, de hecho estoy encantada de hacerlo porque me gusta compartir mi afición con la gente. Afortunadamente aún no he tenido esas malas experiencias. Lo máximo que puede pasar es que tarden mucho en devolvérmelo, porque tarden mucho en leerlo, pero tengo plena confianza en que me lo devolverán igualito a como lo presté. Una vez una amiga me pidió mil perdones porque su gato había arañado la tapa de mi libro, y cuando me enseñó el libro ni se notaba! Aún así también pienso que es bonito que los libros pasen de mano en mano, me imagino que a ellos les gusta que los lean cuantas más personas mejor. Pero también les gustará descansar en estanterías con gente que les mime, y por eso está bien que después del viaje regresen a casita! Me ha gustado la idea de que los libros son nuestra colección. =)
    Besos!

    ResponderEliminar
  23. No, definitivamente tu no estás loca ni eres malvada y mucho menos mamona. Yo sí le hubiera dicho al tipito ese que me pagara el libro porque era NUEVO y yo no se lo había prestado en esas condiciones. ¬¬ tantito respeto debió tener.

    Yo no presto mis libros, excepto a personas que sé con toda confianza que antes se queman las manos que permitir que le pase algo que no le pertenece ¡especialmente si es un libro!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  24. HoLa!

    Te sigo. Me ha encantado tu blog

    Bueno, yo me considero afortunada, por que los libros que he prestado han vuelto sin problemas, tal vez una que otra arruguita pero nada que me quite el sueño. Las personas a las que se los he confiado han sido responsables, y lo mejor de todo es que se han hecho lectores voraces (He creado Mostruos D:), tengo una amiga que adora leer tanto como yo y siempre nos prestamos los libros, un día el libro que le preste dice se le rompió el lomo por que lo agarró mal, un accidente, pero no me lo dijo y fue a comprarme otro, yo no me hubiese molestado si me lo hubiera explicado, pero me da la confianza de que ella sabe el valor de un libro.

    ResponderEliminar
  25. ¡Hola! Me he encontrado tu blog y... ¡Me fascino!
    Ahora leyendo lo que escribiste me he acordado de muchas discusiones mentales que he tenido conmigo misma cuando me piden un libro. Es difícil.
    Me parece egoísta no prestarlos cuando de verdad quieren leerlos. Aunque a veces ni siquiera los leen, los piden por pedirlos, tal vez los hace sentir intelectuales; es verdad que los regresan llenos de comida, bebidas derramadas y quién sabe que más porquería.
    Pero...
    Prefiero prestarlos a que estén escondidos en mi librero, a que sólo sean leídos por mí. Es triste que un libro pase años guardado hasta que su dueño lo vuelva a leer. Sí se siente muy feo, lo sé, que cuidas y proteges tanto tus libros y la gente no lo valora.
    Sin embargo he notado que las personas que le empiezan a tomar amor a la lectura, también comienzan a protegerlos.
    Así que dales una oportunidad, encontraras gente que lo comprenda, explícales por qué razón no se los quieres prestar.
    Yo de plano les digo: "Te lo voy a prestar, pero si me lo regresas roto no vuelves a ver ninguno de mis libros". Ya de los embarrones de comida ni hablo, porque es obvio que van a volver con unas cuantas manchas.
    Pero míralo así: Si están un poco arrugados, o con una hojita doblada (sólo una, no tienen derecho a doblarlas a propósito) es por que han pasado por muchas manos y son unos libros verdaderamente queridos. Si yo fuera un libro preferiría que me leyeran muchas mentes.

    ResponderEliminar
  26. Saludos, totalmente de acuerdo. Los libros no se prestan o hay que tener mucho cuidado a quien se le prestan. Yo prefiero regalarlo y comprarlo de nuevo si es alguien especial y quiero que lo lea. Porque los muchos que he prestado, han sido muy pocos los que me han devuelto y normalmente en malas condiciones y para mi son mis joyas, las cuales cuido, no rayo y vuelvo a leer cuando me provoca.

    ResponderEliminar

Los comentarios son bonitos, porque te hace saber que no hablas sola, sino que hay alguien allá, leyéndote, sin embargo, los comentarios con lenguaje inapropiado, o un spoiler sin sentido, no serán publicados.
Gracias.