28 abril 2013

Compartir Mascota...


Compartir Mascota... cuando uno escucha esta frase, podría llegar a imaginarse algo como una vieja pareja peleándose por el perro tras su separación… Pero no es así xD

Verán, hace tiempo me contaron una historia que, hasta cierto punto, me resultó graciosa y ciertamente un tanto ridícula.


Dos vecinos, un amigo mío y una señora amante de los animales, peleaban por un gato xD Así es, un gato.
Verán, cuando yo supe del asunto, el problema ya se había “solucionado”, por así decirlo, aunque el rencor continuó xD
La primera en hablarme del problema, fue mi vecina, quien tuvo la gentileza de regalarle un precioso gatito siamés a mi hermanito; ella me contó que una de sus enormes gatas (la Señora Morrison) había llegado a su casa ya adulta, “en los huesos”.
La señora Morrison es un gato negro, atigrado con amarillo. Es un gato enorme y de un denso pelo larguísimo, por lo que me imaginé a esa cosa en los huesos… debió ser realmente feo. Creo que sólo un auténtico amante de los felinos sería capaz de adoptar una cosa tan fea.
Pero resulta que no lo adoptaron. El gato llegaba, comía, dormía y se iba. Y así duró mucho tiempo, hasta que, de plano, el gato se quedó con ella.
Entonces es ahí donde entra mi vecino y amigo, que de alguna forma se enteró que ella tenía a su gato. Entonces fue a pedírselo. La señora me dijo “La Señora Morrison llegó bien fea, era puros huesos, ¿tú crees que se la voy a regresar para que la mate de hambre?” y supuestamente le puso una prueba, le dijo “Llámala, si te hace caso, te la llevas”. Total, que el muchacho le dijo “Flor, ven”, y el gato… bueno, los gatos nunca vienen cuando los llamas xD Total, él tuvo que irse a su casa sin gato xD
Meses luego, cuando el precioso gato siamés no llegó a casa en días, le pregunté a mi vecina si nuestro gato había ido de visita y había decidido quedarse unos días (quienes tengan gatos, sabrán de lo que hablo xD). Ella me dijo que no, y estuvimos buscando al gato un tiempo, hasta que finalmente me dijo que si ya le había preguntado al muchacho del cual hemos hablando. Me dijo “él suele quedarse con los gatos”. Total, que era tal mi apuración que fui y le pregunté si no había visto a mi gato, le dije “es un siamés precioso, es chiquito, tiene ojos azules”, y él me dijo “¿Y yo para qué quiero a tu gato?”, y añadió “Ya sé quién te dijo que yo lo tenía”, y yo así de “No, nadie, sólo te pregunto”, pero entonces él me contó su versión de “Flor” (más tarde, La Señora Morrison xD). Me dijo que esa gata se iba días y días, y siempre llegaba flaca, fea y sucia, y un día la miró por la azotea a qué casa se metía, y fue a buscarla, y no se la quisieron regresar, pero, añadió “Mejor para mí, no gasto en comida y viene siempre, todas las tardes aquí está”.
Entonces pensé (no se los dije, desde luego xD), “Comparten Mascota”. Me pareció curioso y divertido. Pero… un gato, a fin de cuentas. ¿A quién le importa mucho la lealtad de un gato? xD
Hoy vi otra cosa curiosa.
Fuera de mi casa había un perro. Era como un chihuahua grandecito. De color beige claro, casi blanco. Era un perro realmente bonito que, de no tener 3 chihuahuas ya, seguramente lo habría adoptado.
Total, que ese perro era alimentado por todos los vecinos. Algunas veces yo le llevaba croquetas en su plato (porque tenía plato debajo de un árbol xD) y me encontraba con que su plato estaba lleno. La gente quería al perro porque era un perro muy bonito… del cual yo no sabía quién era su dueño.
Total, una señora, una anciana que es vecina mía, solía alimentarlo con mucha frecuencia y un día me dijo que deberíamos conseguirle hogar, y añadió “Chuy ni caso le hace”. Le dije “¿Quién es Chuy?”. Y me explicó que el anciano que vive solo, frente a su casa, es Chuy xD
Total, el perro tenía dueño…
En días pasados, lo vi en la azotea de la anciana, junto al poodle que tiene. Otros días, lo miré sentado en su puerta, otras tantas, descansando en la esquina.
Ella es mi Cathy... que aunque está
loquita, y es agresiva y odia
al cargador de mi celular, la adoro xD
Hoy salí a desayunar con mi hermanito y mi perra chihuahua, de regreso, mi perrita le ladró a ese perro, al cual, el esposo de la anciana, salió y le dijo “Nieve no te acerques porque te muerde” (sí, al parecer, el perro se llama Nieve xD), y añadió el viejito que los Chihuahuas eran muy agresivos, así que nos pusimos a platicar un rato mientras veíamos a mi perra intentar matar a “Nieve” xD
Le pregunté si ya lo habían adoptado, y el anciano me dijo “pues…” y en ese rato pasó “Chuy”, y le dijo “Nieve, vente”, y se lo llevó a la tienda y de regreso, volvió a dejarlo en la casa de los ancianos…
“Otra mascota compartida”, pensé.
Esto me hizo preguntarme si es común eso de compartir animales.
Me dijo mi hermano “¿Crees que tú y yo podríamos compartir a Cathy con alguien más?”, la respuesta llegó a mí inmediatamente: NUNCA. Sin embargo... me quedé indecisa. A ver si me explico: qué pasa si amas mucho a tu mascota, pero no puedes atenderlo (no tienes tiempo, o dinero, o ganas), y no quieres darlo en adopción (porque eso significaría perderlo para siempre...) ¿compartirlo con alguien más, entonces, es una buena opción... o es preferible simplemente la adopción?
¿Qué harías tú?

7 comentarios:

  1. Qué graciosas las historias^^
    Definitivamente, nunca podría compartir a mi perro porque no aguantaría sin verlo. Pero si tienes una mala situación económica, creo que, desde el punto de vista del perrito y del dueño, es menos frustrante la compartición que la adopción. Aunque, ¿sería un poco lío, no? Es decir, las parejas separadas no se ponen de acuerdo respecto a los días que les toca tener a los hijos por el bien de esos niños, ¿se podrían poner de acuerdo dos personas por el bien de la mascota? No sé yo:/

    Un besito, nunca había oído algo parecido:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón :s Sería difícil ponerse de acuerdo.
      Creo que esos casos han funcionado porque el animal decide dónde quedarse ese día. O sea, por ejemplo, esa gata vive con la señora, pero, cuando quiere, va de visita con su antiguo dueño.
      La anciana que comparte perro con el otro anciano... bueno... pues el perro está ahí, y días está en casa de la anciana y días con el anciano, y cuando quiere, en la calle o.o
      No son como... niños, digamos, que hay que llevarlos a tal sitio, o tienes que pelear con alguien sobre su educación, costumbres, etc.
      También creo que, en el caso del perro, es falta de interés real por el animal.

      Eliminar
  2. Que divertidas historias. xdd. Yo amo mucho a Coco (mi french poodle) El es mi adoración. Por aquí hay muchos perros... Pero nadie los cuida, no se preocupan. Y si yo enserio pudiera (no me dejan :c) Los adoptaría... Esos perros pasan en la calle. Y yo a Coco no lo dejo salir de mi casa. Esos perros son muy agresivos D:. Otra cosa, alado de mi casa tenian un perro. Era una de esas razas que consideran peligrosas, al perro lo bañaban de vez en cuando, casi nunca. Esa muy bravo, y supongo que tenía pulgas y esos bichos. Lo tenían encadenado muy cerca de mi casa. Y coco es muy curioso, lo que hizo que se le pegaran las pulgas y garrapatas. Ahora el perro ya no está ahí. Cuento esto porque es un motivo para no "Compartir" mi perrito. Alrededor de mi casa tienen mas perros. Pero veo que no los cuidan como es necesario. E imaginarme a Coco en el lugar de esos pobres perritos, me parte mi corazón de pollo(?. Nunca lo compartiría. Lo bueno esque tengo el tiempo y el dinero suficiente para darle a mi perrito el cariño y los cuidados que requiere (Creo que màs porque lo amo demasiado)...

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Muy divertida tu historia y ahora que lo pienso yo también he compartido un gato, el venia a mi casa a comer, dormía y cuando le apetecía se iba a otras casas. Por esa zona hay varios gatos así, muchos los cuidamos. Lo de compartido oficialmente por decirlo de alguna manera, parece buena idea pero veo un poco difícil lo de llevarlo a cabo, por ejemplo yo tengo dos gatos en mi casa y no me veo dejandoselos a nadie, pero en el caso de un animal que desde el primer momento sea adoptado con esa condición y así sacarlo de la calle pues seria diferente, valdría la pena el esfuerzo.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Aww a mí me encantaría compartir mascotas! Ya tengo un perro bastante grande y mi casa y patio tampoco es tan amplio como para admitir otra mascota, así que esto sería una buenísima idea.
    saludines

    ResponderEliminar
  5. Tuve como mascota cuando estaba chico un pollito y lo compartía con mi hermanita!!!!! Era muy divertido tener estos animales

    ResponderEliminar
  6. jejeje, me ha gustado mucho este post! Hay una red social muy buena para compartir mascota, en plan cuando te vas de vacaciones y eso: http://www.iamvo.com Saludos y enhorabuena por el blog!!

    ResponderEliminar

Los comentarios son bonitos, porque te hace saber que no hablas sola, sino que hay alguien allá, leyéndote, sin embargo, los comentarios con lenguaje inapropiado, o un spoiler sin sentido, no serán publicados.
Gracias.