04 junio 2013

¿Te quedas... o te vas? Decisiones.


Decisiones…
Hace algunos años un amigo me hizo una pregunta que yo, en el momento, no supe contestar… y en estos días me ha venido mucho a la mente (luego les cuento). Es una pregunta simple… pero, una vez que piensas en ello, resulta abrumador y deprimente.


¿Prefieres estar con una persona que te quiera, pero que tú no ames; o con alguien que ames, pero que él/ella no te quiera?
Pensé, “Si no me quiere, me hará sufrir. Pero, si no lo quiero, sufriré más, me dará incluso asco y jamás seré feliz”.
Creo que ambas respuestas son crueles. Quizá yo no podría decidirme, pero, de tener que hacerlo, seguramente sería la segunda. No sé… siento que es lo más adecuado para mí. Recalco para mí, porque he hecho esta misma pregunta a varios amigos e, increíblemente, muchos me han dicho que elegirían la primera. Sinceramente yo no comprendo por qué... y hoy les pregunto a ustedes (que, como todo buen lector, analizan bien las situaciones y son capaces de ver ángulos que personas promedio no podrían):
¿Prefieren estar al lado de una persona que no quieran, pero que él/ella los ame; o se quedan con esa persona que adoren, pero que no los quiera? Cualquiera que sea su respuesta, ¿por qué lo harían?

7 comentarios:

  1. Es una decisión difícil. Con ambas el sufrimiento es inevitable.
    La primera opción es la fácil, todos prefieren ser amados. La segunda es la difícil, y viene con más sufrimiento. ¿Podrá alguno, en cualquiera de los dos casos, aprender a amar?
    Dependiendo que tan cansada o rota este será mi respuesta. Bien sabemos que si encuentras a alguien que te quiere y parece lo suficientemente bueno para el resto de tu vida, te quedarás con esa persona (ya a los 20 y tantos). Pero si encuentras antes a la persona que no te quiere pero que tu amas vale la pena intentarlo, yo lo haría (aunque me canse de hacerlo) y con el tiempo, esa persona deberá aprender a amarte (porque dijiste estar, como estar juntos o casarse). La primera situación siempre guía a una vida amargada e infeliz. La segunda guía a novelas empalagosas o divorcios. Ninguna de las dos es buena opción, pero creo que depende de las dos personas si al final la decisión habrá valido la pena.
    Así que me decisión es la segunda. Es mejor haber amado y perdido que nunca haber amado (además me repugna ser la persona que no ama e ilusionar a alguien más, es ser el antagonista de tu segunda opción).
    Si, es una decisión difícil, pero creo que es lo que haría (siempre fui masoquista con un idealismo de final feliz que no existe).

    P.d. aunque si el chico de la primera opción lo intenta mucho y me demuestra que ambos podemos ser felices, entonces yo aprendería a amarlo, porque alguien que ama con esa intensidad no se debe dejar ir.

    ResponderEliminar
  2. ¿Quieres una respuesta prudente o sincera?

    Si quieres una prudente, lee el numeral uno; si quieres la sincera, el numeral dos.

    1. Preferiría estar con una persona de la cual esté profundamente enamorado aunque ella no me ame, ya que aunque sufra un poco, me encargaré de enamorarla con todo lo que me sea posible cada día de mi vida.

    2. Soy hombre, por tanto, claramente preferiría estar con una persona que me ame aunque yo no sienta lo mismo por ella; claro, mientras cumpla unos mínimos requisitos en cuanto a apariencia física. ¿Por qué? tú te imaginarás.

    ResponderEliminar
  3. Lamentablemente, no me gusta tomar decisiones y es por eso que otros las toman por mí, y a veces es pero, ya que no es lo que uno quiere!!!!

    ResponderEliminar
  4. Yo no se bien que haría. No he llegado a enamorarme y no creo que nadie lo este de mi.

    ResponderEliminar
  5. Creo que preferiría estar con alguien que me ame, pero yo no a el. ¿Por qué? Porque evitaria sufrir, y seria seguro y tranquilo, y si alguien me ama, supongo que con el tiempo aprenderia a amarlo. Tendría que ser alguien que me agradara y por quien tuviera un amplio afecto.Pero que si perdiera a esa persona, no quedara destrozada.
    solo mi opinión, de todos modos

    ResponderEliminar
  6. Yo elegiría la segunda opción, claro es más difícil, y probablemente imposible. Preferiría morir intentando que "esa persona" se enamore de mi, a compartir con una persona a la cual no ame. Ya que estaría enamorada del chico, mi paciencia con él sería infinita, haría que el me viera como algo importante, lo consolaría en los momentos que necesitara, sería atenta con él, estaría siempre cuando él me necesitara. Dolería bastante si el chico es testarudo y con complejo de autosuficiencia, pero nunca me arrepentiría de haberle dado mi cariño.

    ResponderEliminar
  7. La verdad es algo muy difícil... bueno tal vez, creo que elegiría la segunda y bueno trataría de hacer lo posible para gustarle a esa persona, pero si las cosas no se dan bien, esperaría a enamorarme de otra persona y esperar a que ella sienta lo mismo por mi :/ .... pero si la otra persona en verdad me gustaría haría lo posible hasta el cansancio :3

    ResponderEliminar

Los comentarios son bonitos, porque te hace saber que no hablas sola, sino que hay alguien allá, leyéndote, sin embargo, los comentarios con lenguaje inapropiado, o un spoiler sin sentido, no serán publicados.
Gracias.