05 marzo 2016

Reseña // El Hombre que hablaba con los Delfines


Título Original: El hombre que hablaba con los delfines y otras historias de la neurociencia.
Autor: José Ramón Alonso Peña.
Editorial: Urano; sello Guadalmazán, a quien se agradece por el ejemplar.
SINOPSIS:
El estudio de la mente es también el estudio de quiénes somos. Todas las creaciones sublimes del ser humano —la literatura, la pintura, la escultura o la música—, y también todos nuestros sentimientos, pensamientos y decisiones, tienen lugar en el cerebro. Y desde él, desde esas neuronas que disparan chispazos químicos en medio de la ventisca, llegamos a nuestra vida cotidiana, a nuestras leyendas, a nuestros miedos ancestrales. En un ámbito como el de la Neurociencia, en el que los descubrimientos se suceden a un ritmo vertiginoso, es imperativo mirar hacia atrás para ver cuánto hemos avanzado, todo lo que hemos recorrido, y deducir así cuánto nos falta aún por descubrir, por saber. Es una historia característica de nuestra especie, llena de fracasos y de pasión, de risas y de miedo, de sueños y de dolor, de valientes y malvados, de lo mejor y de lo peor de los hombres; porque son en definitiva historias humanas, estas historias de la Neurociencia.

«El delfín imitaba las frases de su maestra, Margaret Howe. Si ella pronunciaba una frase formada por 35 sílabas que duraba ocho segundos, el delfín respondía con una serie de 35 ruidos que duraba exactamente ocho segundos. Lo que hacemos todos cuando queremos aprender un idioma.»

¿POR QUÉ DEBERÍAS LEER ESTE LIBRO?

"me decidí por algo que me está apasionando: el cerebro humano"
Creo que es de suma importancia que, cuando lees con frecuencia novelas juveniles, hagas una pausa y leas algo distinto, o corres el riesgo de olvidar que hay otros tipos de lecturas. Para mí, eso fue éste libro. Periódicamente, regreso a mis orígenes y me meto en Anne Rice o Stephen King, pero esta vez me decidí por algo que, hace tiempo, me está apasionando: el cerebro humano.

Argumento: este libro recopila un conjunto de anécdotas de la neurociencia narradas de manera simple (por lo que no necesitas tener un amplio conocimiento del tema para entenderlo todo). Son relatos divertidos

Mi opinión es que este libro está escrito de manera precisa, pero no por eso menos cómica. Por ejemplo, daré un pequeño spoiler que estoy segura de que les atraerá: habla de un experimento con Peter, un delfín, y Margaret, una joven que intentaba enseñarle a hablar (sí, losé) por un proyecto de Lilly, un estudioso del cerebro del delfín. Ellos debían estar juntos en una casa adaptada para que pudieran habitarla tanto un humano como un delfín (tenía partes sólidas pero el resto era todo agua, medio metro, para Peter). En la anécdota, te explica que, luego de un tiempo, el delfín imitaba los sonidos de la mujer (ejemplo, si ella decía una frase, Peter hacía tantos sonidos como sílabas había dicho Margaret)... pero al final resultó que Peter sólo estaba cortejando a Margaret. La mordisqueaba, la golpeaba con su nariz y aletas y, al final, en su más desesperado intento por llamar la atención de la hembra, le mostró sus genitales erectos. Margaret accedió a complacerlo (sí... ¡lo sé!) con una de sus manos y, en respuesta, Peter la complació también a ella, mostrando más atención en sus clases de lengua, demostrándole que entendía sus palabras (si ella pedía llevar la pelota al muñeco, o llevar el muñeco a la pelota, él lo entendía bien).


En defensa de esos científicos, diría que acá la acosada fue la humana. Je.



PROS CONTRAS
  • Es como una revista de Muy Interesante larga y preciosa.
  • Nada: ¡joder, no hay contras! ¡Tienes que leer este libro!


FRASE:
No está claro si debemos felicitar al delfín o a su cuidadora pero esta última estrategia funcionó y Margaret utilizó su mano para satisfacer la lujuria del delfín. Como resultado secundario, el satisfecho cetáceo se mostró mucho más proactivo en las clases de lenguaje humano.
Si al principio Peter interrumpía las clases de inglés de forma continua y había que darle un refuerzo, un pescado, para que “atendiera las clases”, al cabo de varias semanas, se vio que Peter asimilaba mucho mejor y repetía unos sonidos mucho más parecidos a los de los humanos.

En mi opinión hay que felicitar al delfín... Sí xD

¿MI CALIFICACIÓN?

2 comentarios:

  1. Se ve interesante el libro pero aaaa qué asquito con lo de Delfín!!

    ResponderEliminar
  2. Coincido con el de arriba: ¡qué trauma con el defin!

    ResponderEliminar

Los comentarios son bonitos, porque te hace saber que no hablas sola, sino que hay alguien allá, leyéndote, sin embargo, los comentarios con lenguaje inapropiado, o un spoiler sin sentido, no serán publicados.
Gracias.